No andaba perdida, estaba de parranda!

6 febrero, 2011 § Deja un comentario

Bueno más bien eso quisiera decir, pero en verdad que había estado entre enferma con una gripe que me tumbo en cama por más de una semana y entre con mucho trabajo que no había tenido la oportunidad de estar actualizando este blog que ya tanto extrañaba, han pasado muchas cosas en este mes que no me dieron el tiempo suficiente para estar escribiendo o “posteando” las cosas que me interesan y me gustan. Me sorprendí que mi blog ha subido mucho de raiting gracias a los graciosos de Top Gear, tanto que me gusta ese programa para que ahora salgan con esos comentarios, que claro, yo insisto, si nos llaman así es porque tristemente damos esa imagen, no creen? pero bueno no quisiera ahondar mucho en ese tema ya que esa es harina de otro costal y ya pasó a la posteridad y creo que ya no hay que darle tanta importancia a comentaristas que parecen hasta ignorantes.

Este año que inicia ha pintado para tener muy buena racha laboral y esperemos que así siga y para los que no sepan porque han vivido sumergidos en su burbuja, el año chino acaba de empezar y por cierto es el año del lindo conejito, que si te va bien, te traerá mucha fortuna, pero si le caes mal te traerá desgracias, no me regañen a mi, eso leí en un tríptico que me regalaron de la casa de China en Guadalajara. Así que a tratar bien a los conejitos este año.

También les presumo que unas fotografías mías fueron seleccionadas para una sección llamada Lonely Planet in the wild, que no tiene nada de ganancia, sólo pura satisfacción personal, como diría un amigo es pura egoteca, pero tratan de viajes que hayas realizado donde muestres alguna de las tantas guías de Lonely Planet, que por cierto son mis biblias a la hora de viajar y de un montón de fotos que yo mandé, fueron seleccionadas dos, una en la que me encuentro en Beijing y la otra en San Francisco.

Así que espero que así siga de emocionante el año, entre buenas noticias de trabajo, viajes a destinos exóticos y hermosos por las bodas de mis amigas y cuñado que así lo han elegido y los nacimientos de los sobrinitos que nacen en este año, sí que suena a que serán muy buenos 365 días, bueno 334 o los que queden, gracias conejito!

 

 

Pancita llena, Corazón contento

9 septiembre, 2010 § Deja un comentario

¿No dicen por ahí que somos lo que comemos?

En estos tiempos actuales creo que todos nos hemos hecho muy especiales para comer, a nuestro alrededor siempre habrá alguien que si no es alérgico, es vegetariano, le da asco cierto tipo de comida o simplemente no nos gusta. No se como habrá sido la comida en tiempos pasados, pero dicen que era asquerosa, imaginense no había tantos condimentos como ahora, antes había hasta guerras por ellas y ahora nos damos el gusto de agregarlas o no a nuestra comida y no consumirla. Vemos miles de programas en la televisión donde muestran a nuestros queridos y envidiados chefs viajando por el mundo pisando países donde prueban las comidas más inimaginables que puedan existir, pero siempre he dicho, lo que es para nosotros algo incomible en algún país o cultura para ellos es un delicatessen, y seguramente la visión de comida de nuestro país en el extranjero es la misma, es cuestion de enfoque.

Esta pink elephant ha tenido la fortuna de pisar diferentes países gracias a que ha viajado de zoológico en zoológico, así que las comidas en todos estos lugares han sido muy diversas y he tenido experiencias muy buenas y otras más o menos desagradables, la verdad es que en esta vida hay que ser aventureros sobre todo con la comida, por eso hay que probar antes de juzgar.

Hace poco viajé a Asia con Russell mi hermanito humano, dígamos que es de esos que les dicen “gordito simpaticon”, la comida es su pasión, puede detectar tantos sabores y especias en un platillo que muchos ya quisieramos tener ese don. Ustedes saben que en China ahí si comen todo lo que se mueva sin importar su especie, y parece ser que mi hermano degustó casi todos y probablemente yo también, porque el 80% de las veces no supimos que comimos, yo sólo se que todo me supo muy rico.

La comida más éxotica del viaje la hizo precisamente mi hermanito, en Hong Kong. Nos tocó ver en un mercado los huevos de los mil años, y que son estos huevos? son huevos de pato que se entierran y después de un tiempo estos se oscurecen, la clara se vuelve como en un tono oscuro casi negro y la yema en un tono grisaceo, medio verdoso, yo supe de ellos en uno de los programas de chefs, cuando le platiqué a mi hermanito este quiso probarlos, yo le advertí que en la tv vi que ninguno de los chefs se los habían podido comer, así que más que advertido estaba.

Pedimos una sopa donde el huevo se cocinó junto con fideos, le dije: primero dale una pequeña mordida por si no te gusta, lo probó y me dice: no sabe mal, yo pensé, bueno igual y esos chefs son muy exagerados, cuando llegó el momento de darle la mordida a la yema, cambió todo el panorama, Russell me vió con una cara de voy a devolver el estómago, yo solo grité: aquí no, aquí no! El pobre dió un gran trago en reversa y con los ojos llorosos me dice: tienes razón pink elephant si sabe muy feo.

Eres mi héroe culinario Russell, porque estoy segura que nadie en la familia Elefante incluido Bimbo Bear lo hubiera probado.

Pinches Chinos..

2 septiembre, 2010 § Deja un comentario

No crean que tengo odio hacía las personas de aquel lejano país, lo cito porque así se llama un sitio dedicado a hacer burla de los del país de los ojitos rasgados, siempre decimos que los mexicanos somos muy creativos, pero creo que los Chinos nos han quitado la corona, ellos si que saben hacer piratería de la buena, tanto que hasta se dan el lujo de usar nuestro logotipo del IMSS, hacer copias de nuestra virgen de Guadalupe y vender cerveza Cerona en vez de Corona, este sitio en verdad que solamente les hará decir, pinches chinos.

Si la piratería es un problema global que se da en todos los países de nuestro planeta, hay que señalar que en China tiene otra dimensión que va más allá de lo que incluso a nosotros nos pudiese parecer “razonable”. Tal situación se debe a la impunidad de sus leyes ya que la piratería en aquel país es la cosa más común entre sus habitantes, es impresionante ver como hay copias de todo, cualquier producto que imaginen, a los precios más ridículos que hacen las tentaciones de cualquier persona, hace 2 años tuve la oportunidad de visitar varías ciudades de aquel país y no podía creer la cantidad de cosas piratas que encontré y la calidad ofrecida, puede uno encontrar desde piratería de la más baja calidad que es la que normalmente nos llega a México como piratería de la más alta calidad que es imposible detectar cual es la original y cual es la pirata, y se los digo porque a mi me sucedió.

Fui al famoso Mercado de la Seda en Beijing, había todas las marcas de ropa que se quieran imaginar, claro en pirata, lentes, abrigos, playeras, pantalones, corbatas, todo absolutamente todo, caí en la tentación y compre un bolso y una cartera pirata de Le Sportsac, con la última edición de Tokidoki a un precio ridículo, creo que pague como $7 dlls por las 2 cosas y  con el pretexto de que había olvidado mis lentes de sol en el hotel, unos de Dior a $3 dlls, salí feliz con mis compras. A mi regreso de Beijing, me quedaban yuanes por lo que decidí cambiarlos a dólares y cuando vi todos los impuestos y cosas que me querían cobrar decidí mejor gastar mis yuanes en las tiendas Dutty Free del aeropuerto, me dirigí de nuevo a Le Sportsac, ahora si la tienda original, y compré otra cartera, muy parecida a la que había comprado en el mercado de la seda pero con otro estampado. Si ahorita les presentara las 2 carteras estoy segura que no sabrían cual es la original y cual es la copia.

Les dejo unas fotos para que se rían de cuan piratas son los chinos y el link del blog.

http://pincheschinos.blogspot.com/

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría China en Un Elefante...

A %d blogueros les gusta esto: