Un elefante rodó rumbo al Paricutín

13 septiembre, 2010 § Deja un comentario

Voy a contarles algo realmente curioso y extraordinario: la historia de un hombre que vio nacer un volcán bajo sus propios pies. Porque un volcán en plena erupción lo ha visto mucha gente, pero ver nacer un volcán? creo que nadie más que el protagonista de nuestra historia.

Pues verán, así pasaron las cosas:

En la tarde del 20 de febrero de 1943, Dionisio Pulido, un labrador michoacano, araba tranquilamente su parcela. De pronto, como a cien metros de donde tenía hundida la reja de su arado, vio salir del suelo una columna de humo blanco que se elevó muy alto en el aire.

Qué cosa más rara! pensó Dionisio. Esta mañana sentí que la tierra temblaba, luego el suelo se puso tan caliente que casi me quemaba los pies, y ahora, ese chorro de humo.. qué será?

Dejó el arado y se acercó a la columna de humo para averiguar qué era aquéllo; pero de pronto un tremendo estampido lo dejó parado en seco. El chorro de humo se hizo más grande y subía con una fuerza y un ruido espantosos. Y así nació el Paricutín.

La Huatápera es de Uruapan y nos invitó a toda la manada a conocer el Volcán Paricutín, yo personalmente nunca había estado en esa zona del estado de Michoacán, solamente en Morelia, Patzcuaro y alrededores, pero nunca en la zona de Uruapan. Era domingo de la final del Mundial de fútbol, y como Bimbo Bear no quería perderse el partido, nos levantamos temprano para ir a conocer una de las maravillas naturales del mundo.

Llegamos al poblado de Angahuan, para de ahí caminar hasta la zona que cubrió la lava del volcán, en específico al Pueblo Viejo de San Juan Parangaricutiro, donde se encuentra la Iglesia sepultada. Dejamos nuestro transporte para seguir a pata por el camino, esta Elefanta se creía muy segura de la caminada, pero solamente rodó y rodó como osito panda por las veredas. Después de 30 min. de caminata y rodada habíamos llegado a la falda de la Iglesia, y me dejó impresionada.

Uno tiene que hacer una mini escalada para poder ver lo que quedó de la Iglesia, mis ojitos redondos se volvieron cuadrados al ver que la mitad estaba sepultado por piedra volcánica, sólo una torre en pie, la otra cayó y el altar quedó totalmente intacto, la lava no lo tocó, pareciera como si una pared invisible la hubiera detenido justo antes de llegar al altar, Diosito si que actúa de formas misteriosas. La Huatápera nos contó que dice la leyenda que cuando el volcán hizo erupción, la gente del pueblo trató de sacar al Cristo del altar pero este cada vez que lo trataban de sacar se hacía más grande y más grande por lo que fue imposible sacarlo y lo tuvieron que dejar ahí. Cuando la gente pudo regresar a ver lo que había quedado del pueblo y la Iglesia, se maravillaron al ver que su Cristo había quedado totalmente intacto, lo mismo que el altar. Una historia realmente maravillosa.

Nuestra visita terminó con unas deliciosas quesadillas de maíz azul que están haciendo ahí para todos los turistas que llegamos a visitar las ruinas, así que después del tremendo atraque, Princesa Carlota y la Huatápera regresaron como amazonas salvajes a caballo de nuevo al pueblo, mientras que el Condés de Santa Cruz, Bimbo Bear y su pink elephant lo hicieron a pata para bajar la tremenda tragason que acabábamos de tener.

Por cierto si llegamos a tiempo para ver el partido y en caso de que no lo recuerdes, ganó España.

Así se ve la Iglesia sepultada por la lava

Altar de la Iglesia

Anuncios

Etiquetado:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Un elefante rodó rumbo al Paricutín en Un Elefante...

Meta

A %d blogueros les gusta esto: