¡Quien fuera cemento pa’ sujetar ese monumento!

31 agosto, 2010 § Deja un comentario

El día de hoy venía en la mañana en la elefantocleta a gorro porque mi Bimbo Bear no tenía su pan para desayunar, ya ven si los ositos no desayunan luego andan todos de un genio que ya se imaginarán, pero regresando a mi anécdota mañanera, imagínense a mi ya arregladita por cierto, en mi bicicleta, como había comprado pan dulce y no quería que se lastimara, no lo eché en mi bolsa y sujeté la bolsita de pan con mi mano mientras venía pedaleando para llegar a mi cuevita, que les puedo decir, regresé con todo un nuevo repertorio de piropos, claro yo se, prácticamente yo di pie a que me dijeran tanta cosa, la primera que me dijeron ni a media cuadra de la tiendita fue: “Ya se a que hora sales por el pan” (imaginen con tono guarro) y ya de ahí no paró la cosa.

Hubo unos que hasta desvergonzadamente se fueron a la par conmigo en su carro diciéndome de cosas, para ese entonces ya mi cabeza no prestaba atención, le digo a mi Bimbo Bear que me imaginaba como Homero Simpson, que en mi cabeza estaba ya una canción de elevador para no hacer caso de lo que me decían los hombres.  No les voy a negar que a las mujeres nos encantan los piropos pero creo que siempre hay un límite y en mi caso fue a la segunda cuadra donde decidí bloquear mi mente.

La nueva cueva se encuentra justo a un lado de la construcción de 3 torres de departamentos así que se podrán imaginar toda la cantidad de cosas que escucho casi todos los días, por lo general son piropos que hasta me dan risa, pero si ha habido otros muy subidos de tono que hasta me hacen enojar. Así que el día de hoy he decidido hacer mi Top 3 de los piropos que más me han hecho reír, porque los vulgares la verdad no vale la pena ni recordarlos.

1. Preciosa….vete por la sombra…..porque el sol derrite los bombones!!!!

Bueno que les puedo decir, hasta me sentí en las nubes con este piropo, me lo dijeron un día los albañiles que les digo que están a un lado de mi casa y para variar iba a la tiendita, no lo puedo negar pero ese día si que me hicieron sonreír.

2. Como hacen las enchiladas en aceite…. sshshhhhshshshhhhhhhs

Pobre hombre el que me lo dijo, pero me solté riendo en su cara, yo creo que al último se arrepintió de habérmelo dicho.

3. Yo soy tu colchón..

Este viene acompañado de una muy buena anécdota, resulta que en el DF, iba en el metro con Bimbo Bear rumbo al concierto de Radiohead, el metro venía llenísimo de gente, mucha que venía saliendo de sus trabajos y sobre todo muchos albañiles, yo con mi tremenda estatura de petit elephant no alcanzaba ni de donde sostenerme y solo me detenía de mi oso, en una de esas el metro dio un tremendo frenon y yo como muchas personas fuimos a dar hacía el otro lado del vagón, que les digo, cai encima de un albañil, y le digo: mil disculpas y me responde (imaginen tono guarro defeño): No te preocupes “yo soy tu colchón” no supe que decir y solo dije: gracias, para después voltear a ver a Bimbo Bear muerto de risa.

Anuncios

Etiquetado:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo ¡Quien fuera cemento pa’ sujetar ese monumento! en Un Elefante...

Meta

A %d blogueros les gusta esto: